>Cosasdebodas.es

Reglas para vestir en una boda

Autor: Comentar
Comparte este artículo

Cuando te invitan a una boda, seguramente uno de los problemas más frecuentes a los que te sueles enfrentar, es a la elección de los vestidos de fiesta que llevar. Una boda es un acontecimiento especial, para el que hay que prepararse concienzudamente y en donde habitualmente, se puede llegar a estrenar vestido. En este caso, para ayudarte a elegir el que más te convenga para la ceremonia, vamos a darte algunos consejos que te ayuden en la elección de vestidos de boda.

Reglas para vestir en una boda

¿Sugerencias o libre albedrío?

Si la boda va a ser temática, se va a llevar a cabo en un lugar específico o los novios tienen pensado que los invitados acudan de una forma particular, es obvio que la elección de tu vestido va a ser siguiendo los cánones establecidos.

Si por el contrario, no existe ningún tipo de indicación y por lo tanto, eres tu la encargada de elegir tu vestido conforme a lo que más te guste, las reglas del juego cambian y por lo tanto, se trata de una elección más que personal.

Adecua el vestido a la circunstancia

Como prácticamente en toda convención social, en una boda, debemos de adecuar el vestido a lugar en donde se vaya a celebrar. En este sentido, si va a ser una ceremonia religiosa y la boda se va a llevar a cabo en una iglesia, a lo mejor no resulta buena idea pronunciar demasiado el escote.

De la misma forma, si la celebración del evento va a ser al aire libre, como tan de moda está ahora, deberemos de tener en consideración otros accesorios como por ejemplo el calzado, ya que unos tacones pueden llegar a ser contraproducentes, llegados a este sentido.

¿Hace bueno?

Resulta bastante obvio, pero, sin embargo, es necesario recalcarlo. El mes del año en el que se celebre la boda y, sobre todo, el tiempo que haga, condicionará en especial medida la elección del vestido.

Es probable que tengas muchas ganas de lucir aquel vestido veraniego que te compraste el verano pasado, pero que la celebración se lleve a cabo en marzo, no ayuda. Con un vestido poco abrigado, aparte de estar incómoda, es probable que no llegues a aguantar ni la mitad de la ceremonia, por lo que en este caso es necesario tener en cuenta la temperatura del evento y adecuar la elección del vestido a la misma.

No vistas de blanco

El blanco es para la novia. A pesar de que tengas un vestido muy bonito de color blanco, no está bien visto tratar de quitarle protagonismo a la novia. De la misma forma, no hagas trampas, color marfil, champagne u otro que pudiera pasar por blanco, tampoco está bien visto, salvo que, en las indicaciones de la boda, nos indiquen lo contrario y quieran que vistamos de blanco, que también podría ser.

Por último, es importante no confundir una boda con una fiesta de discoteca. En este caso, te recomendamos no llevar un minivestido, ya que estos son más propios de un sábado noche, que de un evento de este tipo.

Por:
Etiquetas: ,
Categorías: invitados


0 Comentarios Enviar un comentario


    Utilizamos cookies de terceros para generar estadísticas de audiencia y mostrar publicidad personalizada analizando tu navegación. Para poder seguir navegando necesitamos que aceptes su uso. más información

    Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

    Cerrar