Tu boda en otoño

boda

¿Te casas en otoño? La verdad es que cualquier fecha es buena para una celebración tan bonita como es una boda, pero también es cierto que por lo general, la primavera y el final del verano son las fechas que más se suelen elegir para estos eventos.

La razón, por lo general, está más relacionada con factores del clima: la mayoría de las novias prefiere casarse con buen tiempo: sol, no demasiado calor, con horas de luz… Pero también es cierto que casarse en otras épocas del año, como el otoño, también tiene su encanto.

Desde luego, una boda en otoño tiene un toque realmente romántico. ¿Desventajas? Según como lo mires, porque la clave está en convertir algo que podría ser negativo en algo positivo.

Por ejemplo, ¿que hace más frío? No te preocupes. Seguro que encuentras un montón de vestidos preciosos con manga tres cuartos, o incluso vestidos de novia con abrigo encima, que te puedes quitar después en el banquete. ¡Casi parecerá que llevas dos modelos diferentes! Además, si no hace calor, no se te correrá el maquillaje ni nada por el estilo. Y seguro que el novio, con traje y camisa, lo agradece.

¿Pocas horas de luz? Aprovecha el momento del atardecer y pídele al fotógrafo de la boda que haga algunas fotos originales con el atardecer de fondo. Lo dicho, de lo más romántico.

Además, cuenta con una ventaja. A partir de mediados de octubre y en noviembre, los precios de los restaurantes para el banquete bajan bastante, ya que hay menos bodas. Y no solo eso: si decides casarte en esta época, seguramente tendrás bastantes menos problemas a la hora de reservar en un lugar concreto. E incluso en la iglesia, en la que habrá más huecos para que puedas elegir el día y la hora que quieres.

¿Decidida a casarte en otoño?

Foto de mobology sujeta a licencia CC

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *