>Cosasdebodas.es

Lecturas y poemas para ceremonia civil

Autor: Comentar
Comparte este artículo
Han sido muchos los escritores y grandes intelectuales que han cantado al amor. Si quieres conseguir esas palabras que consigan emocionar el día de tu boda, no te pierdas esas maravillosas lecturas para la ceremonia civil.

lecturas ceremonia civil

Soneto de Pablo Neruda

Yo no te amo a ti como si tu fueras rosa del salto, o topacio, o la flecha de claveles que disparan fuego.

Yo te amo a ti como las cosas oscuras indudablemente deben ser amadas, en secreto, entre la sombra y el alma.

Yo te amo a ti como la planta que nunca floreció pero lleva en si misma la luz de las flores ocultas; gracias a tu amor una sólida e innegable fragancia, crece desde la tierra, y vive oscuramente en mi cuerpo.

Yo te amo a ti sin saber como, o cuando, o de donde. Yo te amo a ti directamente, sin complejidades u orgullos; así que yo te amo a ti porque no conozco otra manera como esto: Donde “yo” no existo, ni “tu”, tan cerca que tu mano sobre mi pecho es mi mano, tan cerca que tus ojos se cierran cuando yo me duermo.

lecturas y poemas para ceremonia civil

Soneto de Shakespeare

Déjame que en el enlace de dos almas fieles
No admita impedimentos; no es amor el amor
Que cambia cuando una alteración encuentra,
O que se adapta con el distanciamiento a distanciarse.
¡Oh, no!, es un faro imperturbable
que contempla las tempestades y no se estremece;
es la estrella para los barcos sin rumbo,
cuya valía se desconoce, aun tomando su altura.
No es amor bufón del Tiempo, aunque los rosados labios
Y mejillas corva guadaña siguen;
El amor no se altera con sus breves horas y semanas,
Sino que firme perdura hasta en el borde del abismo.
Si esto es erróneo y se me puede probar,
Yo nunca nada escribí, ni nadie nunca amó.

Cuando por fin se encuentran dos almas de Victor Hugo
Cuando por fin se encuentran dos almas,
Que durante tanto tiempo se han buscado una a otra entre el gentío,
Cuando advierten que son parejas,
Que se comprenden y corresponden,
En una palabra, que son semejantes,
surge entonces para siempre una unión vehemente y pura como ellas mismas,
una unión que comienza en la tierra y perdura en el cielo.
Esa unión es amor,
amor auténtico, como en verdad muy pocos hombres pueden concebir,
amor que es una religión,
Que deifica al ser amado cuya vida emana
Del fervor y de la pasión y para el que los sacrificios
Más grandes son los gozos más dulces.

Fotos: Las Madrinas



0 Comentarios Enviar un comentario


    Utilizamos cookies de terceros para generar estadísticas de audiencia y mostrar publicidad personalizada analizando tu navegación. Para poder seguir navegando necesitamos que aceptes su uso. más información

    Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

    Cerrar